Fundacion Biodiversidad

Historia de la Fundación Biodiversidad

Lince Iberico

Cada especie es una obra maestra

Edward O. Wilson

Modelando la frase del padre de la biodiversidad, E.O. Wilson, la naturaleza es un espectáculo único e irrepetible, una obra de arte a contemplar, una demostración de perfección a descubrir, disfrutar y compartir, una manifestación de poder sin la que los seres humanos no podríamos vivir. En definitiva, una parte de nuestro planeta inigualable que debe ser conservada.

Las personas que trabajamos en la Fundación Biodiversidad bien sabemos que cuidar la naturaleza es un reto colectivo y, por ello, durante las dos décadas de nuestra historia hemos aunado fuerzas con organizaciones e instituciones para abordar este gran desafío.

Es gratificante saber que nuestro trabajo contribuye a proteger especies y espacios de gran valor natural, a afrontar los efectos del cambio climático y a fomentar una actividad económica respetuosa con el medio ambiente.

Somos biodiversidad y te lo contamos en estas líneas.

Separador-1

20 años creciendo

Primeros pasos

Todo empieza un 22 de diciembre de 1998. Ni llegábamos a diez personas ni nos llamábamos como nos conoces ahora. Éramos pocos con un nombre muy largo: “Fundación Centro de Estudio y Conservación de la Biodiversidad”.

Hemos crecido en personas, alcance, amigos, sueños… Y hemos reducido el nombre, pero nuestro objetivo no ha cambiado: conservar, estudiar y hacer un uso sostenible de la biodiversidad.

De aquella época queda Anthos, fruto de los primeros esfuerzos de inventario sobre flora. Una plataforma donde puedes buscar información sobre las plantas de España y en la que encontrarás más de un millón y medio de registros.

Comenzamos a canalizar fondos en forma de ayudas a otras organizaciones. Surgió así en 2001 nuestra primera convocatoria y empezamos a gestionar Fondo Social Europeo.

Eran tiempos en los que sentías que estaba todo por hacer y al mismo tiempo faltaban profesionales multidisciplinares para dar respuesta a todos los retos ambientales que emergían con fuerza en nuestro país. Un motivo más que suficiente para embarcarnos en la creación del primer Master en Gestión y Administración Ambiental, allá por 1999. Más de 10 ediciones aportando una visión rigurosa, integral y cercana de los desafíos que planteaba nuestro entorno.

Punto de encuentro

Nuestra visión holística de la biodiversidad nos lleva a buscar la cooperación del sector público y del privado, del mundo académico, de las organizaciones ambientales y de la ciudadanía en torno a este gran reto de conservar la biodiversidad.

Nuestras convocatorias nos permitieron crear un tejido de alianzas con las entidades, que nos hizo llegar a lugares y especies que de otra forma no podríamos haber abarcado.

De la mano de BioDíver llegamos a la ciudadanía: “Robin” el oso, “Paquito” el urogallo y “Mayú” la lincesa se convirtieron en nuestros embajadores entre el público infantil.

Creación de empleo, desarrollo económico y preservación del entorno van de la mano en el Programa empleaverde, con el apoyo a la formación de miles de personas y la creación de empresas para el cuidado medioambiental. La Plataforma de Custodia del Territorio surge como lugar de encuentro para las entidades que contribuyen a conservar terrenos con la colaboración de sus propietarios. Y la creación de la Red de seguimiento del Cambio Global en Parques Nacionales nos permite evaluar el impacto del cambio climático en estos espacios de alto valor natural.

Proyecto europeo

Los proyectos en el marco del Programa LIFE de la UE representan un gran impulso a nuestra actividad por su modelo de gestión y capacidad de acción. Logramos más alcance y una interacción más rica con los agentes y sectores relevantes en el cuidado y desarrollo de nuestra biodiversidad.

Indemares fue el primero y todo un éxito, con el que conseguimos incluir 49 espacios marinos en la Red Natura 2000, protegiendo entonces el 8% de nuestros mares.

LIFE Urogallo y Desmania nos han permitido contribuir a mejorar el hábitat de dos especies en peligro de extinción, el urogallo cantábrico y el desmán ibérico.

Con Ecosafimed llegamos más allá de nuestras fronteras y con la colaboración de Italia y Túnez conservamos mejor el Mediterráneo y su pesca artesanal.

En el Año Internacional de la Biodiversidad (2010) lanzamos “Habla de Biodiversidad”, un proyecto de comunicación dirigido a la ciudadanía.

Nuestro Programa de voluntariado ambiental y plataformas digitales como Biodiversia y AdapteCCa nos están permitiendo compartir datos y hacer llegar nuestro mensaje sobre la naturaleza y la adaptación al cambio climático. La ciencia ciudadana emerge.

Surge Red emprendeverde, la primera plataforma en España especializada en el negocio verde dirigida a personas emprendedoras e inversores. También aparece la iniciativa Española Empresa y Biodiversidad, que busca establecer un marco de trabajo con las grandes empresas comprometidas con el desarrollo sostenible.

Mar de proyectos

El valor de la biodiversidad marina en nuestro territorio junto con el peso en nuestra economía de la industria pesquera y el sector turístico nos hace apostar fuerte por liderar y gestionar fondos a nivel europeo en este ecosistema.

El gran protagonista de esta etapa es Intemares, el mayor proyecto integrado de conservación marina en Europa y primera iniciativa a nivel nacional que integra diversos fondos.

Nos convertimos en Organismo Intermedio de Fondo Europeo de Pesca y de Fondo Europeo Marítimo y de Pesca. De ahí surge el Programa Pleamar para trabajar por la pesca y la acuicultura sostenibles.

Además participamos en el proyecto europeo Mistic Seas con el que se monitoriza la biodiversidad marina de la Macoranesia.

Y, por supuesto, seguimos gestionando Fondo Social Europeo con el Programa Empleaverde y su reflejo marino, Empleazul. Dos programas similares, con el empleo sostenible como objetivo común. El segundo, enfocado en todo lo relativo al entorno marino.

Durante este largo recorrido las convocatorias de ayudas han tenido siempre un protagonismo relevante. En este período publicamos además tres nuevas convocatorias para impulsar proyectos de adaptación al cambio climático, para cofinanciar proyectos LIFE y para luchar contra las basuras marinas.

Separador-2

Gracias

Y así, trabajando por la biodiversidad al lado de cada vez más agentes, se nos han pasado 20 años. Años donde en ocasiones hemos sido merecedores de premios como el que nos dio la Cruz Roja con su Medalla de Oro en 2018 o los diversos reconocimientos de la Comisión Europea.

Desde la Fundación Biodiversidad de hoy queremos dar las gracias a todas y todos los profesionales que, desde dentro y desde fuera, han contribuido a lo largo de estos años a dar forma y significado a lo que hacemos.

Tenemos claro que la conservación de la biodiversidad, la actuación frente a los efectos del cambio climático y la creación de empleo verde seguirán ocupando nuestro día a día. Hemos contribuido con un granito de arena, pero aún queda mucho por aportar a la protección del planeta.

Gracias a una ciudadanía cada vez más sensible con la realidad que nos rodea. Gracias a ti.

El ecosistema de la Fundación

La labor de la Fundación es posible gracias a las personas que forman parte del Patronato, del equipo y del Consejo Asesor. Y, por supuesto, este ecosistema lo conforman también las personas y las entidades con las que colaboramos y forjamos sólidas alianzas.

Somos una institución, sí, pero sobre todo somos personas que creemos en lo que hacemos.

La Fundación en cifras

Dinero

Destinados más de 231 millones de euros a nuestros objetivos.

Entidades

Colaboramos con más de 2.000 proyectos y entidades.

ONG

El 70% de nuestras entidades beneficiarias son ONG.

Oso

Hemos trabajado con unas 200 especies. Algunas emblemáticas como el lince ibérico, el oso pardo o la posidonia.

Europeos

11 proyectos europeos gestionados, canalizando 77 milllones de euros para la conservación.

Inventarios

5 inventarios de Custodia del Territorio a nivel estatal realizados.

Emprendedores

Contamos con más de 9.000 emprendedores en nuestra Red emprendeverde.

Voluntarios

Hemos movilizado a más de 30.000 voluntarios ambientales.

Seguidores

Tenemos más de 420.000 seguidores en redes sociales.

Personas

Llegamos a más de 17 millones de personas al año en redes sociales.

Web

Contamos con casi 525.000 visitas anuales en la web de la Fundación.

Reseña

Tenemos más de 1.000 reseñas al año en medios de comunicación.